0
productos en su carro
Total:   0.00 € detalles
Su carro sin gemas.
Le esperan las maravillas de nuestra tienda.

Visit the shop

10.000 AÑOS DE PIEDRAS PRECIOSAS

El hombre conoce las piedras preciosas y ornamentales desde hace más de 10.000 años. Las joyas han fascinado al ser humano desde el principio. Ya en el Paleolítico se usaban objetos naturales minerales y animales como adorno personal. Al principio sus alhajas eran objetos fáciles de encontrar (huesos, dientes, conchas, caracoles) pero enseguida empezó a buscar piedras preciosas en el lecho de los ríos y debajo de la tierra. Las minas prehistóricas de Gavá (Barcelona) tienen 6.000 años de antigüedad y de ellas se extraía variscita, un mineral verde usado para confeccionar joyas.
Las primeras piedras utilizadas fueron el ámbar, la turquesa, el coral, el lapislázuli y la malaquita ya que eran relativamente fáciles de encontrar podían se trabajadas con los materiales disponibles. Por ejemplo, la turquesa era pulida con una mezcla de arena y agua.
En la “Odisea “ de Homero (siglo VIII a. C.) el ámbar se menciona tres veces. Homero dice que el ámbar junto con el oro, la plata y el marfil se encuentran en la decoración de las habitaciones de Menelao.
En la Edad de Hierro se desarrollaron técnicas de orfebrería: el repujado, el granulado y la filigrana de metales como el oro y la plata .La posesión de piedras preciosas era símbolo de nivel social, nobleza o riqueza. Las gemas eran usadas junto con el oro o la plata en brazaletes, pendientes, collares, colgantes y anillos. En las excavaciones arqueológicas de esta época han aparecido valiosos tesoros formados por alhajas de oro, plata y piedras preciosas.
Las culturas babilónica, asiria y sumeria (3.000 a. C.) desarrollaron una extraordinaria joyería. Entre las técnicas que utilizaban destacan el granulado, el repujado y la incrustación de piedras preciosas o semipreciosas. De esta época es conocido el fabuloso tesoro de Nimrod que perteneció a las reinas asirias hace casi 3.000 años; se creyó que había sido robado en la Guerra del Golfo de 1991 pero apareció en los sótanos del Banco Central de Irak.
En Egipto, la costumbre de enterrar a faraones y sacerdotes con sus ajuares y joyas ha permitido conocer las piedras preciosas más usadas. Los orfebres egipcios utilizaban la malaquita, el lapislázuli, la turquesa, la amatista, la cornalina, el jaspe, el ónice y el cuarzo. Las joyas tuvieron gran importancia en la cultura egipcia. Los egipcios identificaban los metales y minerales con sus dioses y les atribuían poderes terapéuticos, por eso las gemas eran a la vez joyas y talismanes.
En la antigua Grecia ya existían joyas de oro y piedras preciosas. Heredaron la técnica de la joyería de los artesanos de la cultura micénica que vivieron en las islas de Creta, Thera y en Anatolia del año 2.700 al 1.600 a. C. Los griegos comenzaron a usar el oro y las gemas en el 1.400 a.C. y en el 300 a. C. ya tenían una avanzada tecnología que permitía el tallado y el grabado de piedras preciosas. Utilizaban el ámbar, las perlas, la amatista, la esmeralda, la calcedonia, la cornalina, el granate y el cristal de roca.
En el periodo helenístico (del 330 al 27 a. C.), que comienza con las conquistas de Alejandro Magno, las relaciones comerciales entre Grecia, Oriente y Egipto trajeron profundos cambios en la moda de las joyas y en las técnicas de joyería. Se introdujeron nuevos tipos de joyas y aumentó el uso del oro y de nuevas piedras preciosas y semipreciosas.

Gemalands

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies